El Misael Delgado continúa siendo modificado por los distintos profesionales que se encuentran en las instalaciones del Carabobo FC. El cuadro ”granate” no ha podido disputar ningún partido en su engramado debido a que el césped es sintético y no sigue los lineamientos requeridos.

Desde ya hace un tiempo considerable, los estadios de Primera división venezolana deben de tener grama natural. Por ahora la ”vinotinto regional”, no goza del calor de su afición y viaja a distintos recintos deportivos a entrenar y generalmente juega en la ciudad de Guanare, estado Portuguesa.

En términos más específicos, se están realizando “descompactación y preparación de suelo en la base del campo”, así lo dicta el departamento de prensa del club carabobeño. Se espera que para los próximos meses, el feudo valenciano esté totalmente recuperado y a la altura de los mejores estadios del país (nuevamente).

Desde la red social Twitter, los fanáticos e hinchas del elenco carabobeño expresan su descontento con la Junta Directiva desde que su plantel está fuera de casa. Por ello, urge la rehabilitación del estadio icónico de Carabobo.

Martín Ramos
@siguealbalon
Valencia

Comentar