Es definitivo: ”hay que dejarse la vida por los sueños” y eso Deyna Castellanos lo tiene claro. Y es que la estelar ariete maracayera de 20 años de edad no ha hecho más que romper paradigmas desde su irrupción en el balompié femenino a nivel mundial. Desafiando los complejos y dejando a la vista de propios y extraños que ellas también juegan al fútbol, y lo hacen bien.

Pocas jugadores en el mundo podrían presumir hoy lo mismo que la ”Reyna” del gol a tan corta edad, quien ya ha disputado dos citas ecuménicas (mundiales), ha sido nominada al Premio Puskás, The Best y pare usted de contar, un listón de distinciones que no hacen más que agigantar la estampa de una ”fiera” carismática que seduce a simple vista con su olfato de gol implacable.

Deyna Castellanos es la representación en vida de lo que es la mujer venezolana, una atrevida que encara adversidades sin temor alguno, pero conquistando cada una de ellas. Su salto al Atlético Madrid es una simple muestra de ello. Su llegada entre otras cosas confirma que el talento femenino venezolano seguirá dando de qué hablar. ¡Ellas también son parte del Poder Vinotinto!

Carlos A. Tarache
@carlostaracher
Puerto La Cruz



Comentar