Cada vez son más los talentos venezolanos que arriban a territorio foráneo para demostrar sus facultades. Los miembros de la generación dorada sub-20 que coronó un subcampeonato del mundo en Corea, no fue la excepción. Impulsados por su gran desempeño en la máxima vitrina mundial en categorías sub 20, ”los chamos” dieron en salto al extranjero a dejar claro que la gesta mundialista no fue mera casualidad.

El último de ellos (hasta ahora) fue José Hernández, uno de los jugadores más pulcros de esa selección. El lateral izquierdo abandonó las filas del Caracas Fútbol Club para reforzar al Atlanta United de la Major League Soccer (MLS). El zaguero se convirtió en el decimotercer jugador de esa selección que continúa su evolución futbolística en el extranjero.

Y es que el 62% de la convocatoria mundialista de Rafael Dudamel ya hace vida profesional fuera del país. Solo cinco jugadores de esa selección jugaba en el exterior antes de la cita asiática: Yeferson Soteldo (Huachipato), Adalberto Peñaranda (Málaga), Yangel Herrera (NY City), Héber García (Sud América) y Ronaldo Peña (UD Las Palmas). Ocho miembros de ese equipo fueron llamados por diversos clubes al finalizar el certamen, el éxito comenzaba a hacer efecto.

Uno de los primeros en hacerlo, y quizás el más relevante, fue Sergio Córdova, luego de su soberbia actuación en el torneo fue vinculado con varios equipos alemanes, entre los que resaltaban Stuttgart y Augsburgo. ”La pantera” finalmente terminaría llegando a un acuerdo con la dirigencia del equipo que es maniobrado técnicamente Mauel Baum, confirmando así su presencia en una de las ligas más competitivas del planeta, la Bundesliga teutona.

Otro de los que daría el salto sería Williams Velázquez, quien llegaría a un acuerdo con el Real Valladolid B en calidad de cedido por el Watford. El espigado defensor central arribaba a suelo ibérico proveniente del Deportivo Lara. Josua Mejías también arribaría a España, el defensor firmaría con el FC Cartagena de la Segunda División B proveniente del Carabobo Fútbol Club.

Seguidamente Ronaldo Lucena confirmaría su llegada al Atlético Nacional de Medellín, proveniente del Zamora FC, equipo que también sumó la baja de Ronald Hernández, uno de los más prolijos en Corea. Este llegó a un acuerdo con el Stabaek de Noruega.

La última línea vinotinto augura un futuro exitoso, todos los miembros de la sub 20 en este rubro ya hacen vida en el exterior. Otro de los que partió fue Nahuel Ferraresi, el férreo defensor acordó con el Torque de la Segunda División de Uruguay proveniente del Deportivo Táchira y es visto de cerca por los ”scouts” del Manchester City, club que posee parte de su ficha.

Wuilker Fariñez fue uno de los últimos en confirmar su futuro. ”La muralla” vinotinto fue contratado por el Millonarios FC de Colombia luego de un Mundial exitoso donde arrancó elogios de todos sus contrincantes. Confirmando meses después su status de estrella vistiendo los colores de la absoluta.

La columna vertebral del relevo de la selección ya se mide y compite en los mejores campeonatos del mundo. Definitivamente, y contrario a lo que se pueda pensar, Venezuela está viviendo un ciclo dorado en cuanto al brote de talento en el deporte más practicado del mundo.

También podría interesarle:

 

Comentar