La selección nacional de Venezuela cedió con marcador de 0-3 ante su similar de Ecuador, durante la última jornada del hexagonal del Torneo Sudamericano Sub-20, para así sentenciar el final de las aspiraciones mundialistas para el cuadro dirigido por Rafael Dudamel.

En un choque marcado por las distintas rotaciones criollas plasmadas dentro del terreno de juego, en respuesta al agotamiento físico de los “muchachos”; y sumado a la ausencia por sanción del atacante Jan Hurtado, los criollos – entre la espada y la pared – se veían obligados a sumar una victoria para sellar su boleto al mundial de Polonia; no obstante, frente a sí se alzaba una férrea delegación “meridional” que buscaba asegurar el primer lugar del torneo, luego de convertirse en una de las selecciones más constantes y mejor trabajadas durante el certamen. Condimentos que se verían agudizados a tan solo dos minutos de escucharse el pitazo inicial, puesto que el ariete ecuatoriano, Leonardo Campana convertiría desde el manchón penal el primer tanto de los suyos.

Las displicencias presentes en Venezuela en cuanto a gestión de ideas y un planteamiento de juego minimizado tras la falta de versatilidad, aunado a las genialidades individuales y colectivas de la oncena “amarilla”, terminarían sepultando a los nacionales luego de que el dorsal 9 de Ecuador registrara su segundo tanto del compromiso.

Para el complemento “la vinotinto” impulsada por el ingreso de Bryan Palmezano, mostraría su mejor rostro durante la duela liderando a placer las oportunidades de gol, sin embargo la falta de efectividad dejaría en blanco la cuenta nacional a medida que se desarrollaban los minutos. Durante los últimos compases del encuentro el volante Daniel Segura aprovecharía una zaga totalmente desplomada y sumaria el ultimo tanto del partido (90+1).

Con la derrota la selección de Venezuela – actual subcampeona mundial de la categoría – se despide del torneo en la quinta plaza del hexagonal final; tras culminar la fase de grupos como líder de su respectivo cumulo, mostrando dos caras totalmente opuestas y opacando a una de las mejores generaciones del balompié nacional.

 

Daniel Alvarez
@DanielAlvarezT
Valencia

Comentar