Enrique Peña Zauner sigue dando de que hablar en las inferiores del Borussia Dortmund, el talentoso mediocentro de madre alemana y padre venezolano, quien se incorporó a la disciplina del cuadro ”negriamarillo” luego de haber contado con una dilatada trayectoria en la cantera del Eintracht Frankfurt, donde hizo vida desde los 10 años, comienza a hacerse un puesto entre una de las jóvenes promesas con más proyección del que es considerado hoy por hoy como el segundo club más importante del balompié profesional teutón.

Zauner, quien ya fue invitado a hacer la pretemporada con el primer equipo, pero se decantó por asistir a la convocatoria de la selección venezolana de cara al Torneo Internacional COTIF, no para de sorprender a propios y extraños con su gran capacidad ofensiva, ejerciendo labores de mediocentro, aportando vertigo y potencia en ambas bandas (extremo ambidiestro) y haciendo gala de su gran vocación ofensiva y carácter asociativo, características que lo han atornillado en la titularidad con el elenco sub 19 en la Bundesliga.

A pesar de haber sido pretendido en diversas oportunidades por la selección alemana, el nacido en Offenbach am Main ha demostrado inclinarse por lucir la elástica vinotinto. ”Enrique adora Venezuela y trabaja para darle alegrías a ese país”, nos comentaron desde su entorno cercano.

Su grandes dotes en la cancha, aunados a su notable sentimiento de identidad, avizoran un futuro promisorio para el talentoso atacante, quien se convierte desde ya en una pieza clave y de mucha proyección en el proceso, lista para abordar el barco vinotinto de cara a Qatar 2022.

Con información de: bundesliga.com

Lee también:

Comentar