Con tan solo 17 años de edad y aproximadamente 18 meses viviendo en Inglaterra, un joven venezolano ya hace eco en las calles de Londres y se ha ganado un puesto en los campos del Cobham Training Centre, del Chelsea Football Club. Tal es el caso de Gabriel Pinto, un exquisito volante ofensivo que se encuentra en periodo de pruebas con la categoría sub 20 de la escuadra londinense, luego de haber encantado durante sus demostraciones a lo largo del Reading U-18, donde participaría defendiendo al Twiford Cornets.

Nacido en Caracas y criado en el estado Carabobo, el distinguido juvenil crecería defendiendo los tres postes de la Escuela de Fútbol Cano, donde daría sus primeros pasos futbolísticos luego de cumplidos los 10 años. No obstante, la ambición por competir en torneos nacionales y disputar una mayor cantidad de partidos, llevarían al guardameta a recalar en las filas del Centro Social Ítalo de Valencia, donde haría vida durante apenas una temporada.

Seguidamente, Gabriel y sus planes se verían influenciados por un cambio de banda un poco sorpresivo, luego de verse en la necesidad de abandonar su país y probar fortuna junto a su familia en tierras ajenas, “mi vida dio un cambio drástico cuando decidí que debía abandonar el país. Sin embargo, con el pasar del tiempo acá, me empecé a dar cuenta de que jugar al fútbol era parte esencial de mí; por ello volví a los campos, volví a enamorarme de la pelota”, declaró Pinto en exclusiva para SOLOVENEX, a lo que continuó “desde que llegué supe que debía pasar por un proceso de adaptación, que todo en este país sería diferente, siendo el idioma quizá lo de menos. No obstante, los cambios irían mucho más allá de eso; sonará loco pero luego de casi siete años desenvolviéndome como arquero, decidí volver a jugar con la pelota y aún más atípico sería el hecho de que se me diera bastante bien, a tal punto de que la gente me lo destacara constantemente, fue algo que aún me impresiona”.

Atrapado completamente por la disciplina bajo la cual se había formado, el capitalino comenzaría a mostrarse en los campos de Londres, gracias al Reading U-18 (una especie de Torneo Estadal), certamen que le abriría las puertas aun sin preverlo, pues su rendimiento en dicha competición lo llevaría a conseguir lo que ha declarado ser “un sueño”.

“El día estaba muy malo, hacia frío, empezó a llover; sin embargo yo nunca dejé de correr, quise dar todo de mí en ese juego; en ese momento no me había dado cuenta pero había gente observando, personas que se percataron tanto de mi desenvolvimiento físico como técnico. Al final del partido se me acercaron unos scouts del Chelsea, querían ponerme aprueba y evaluarme durante un mes corrido. Ese día cambio totalmente el estilo de vida que yo venía teniendo acá en Inglaterra” expresó.

Asimismo, Gabriel es un volante con perfecto manejo de ambos perfiles y una capacidad exquisita para abrir el campo y manejar los hilos ofensivos del equipo, apropósito de ello, el mediocampista asegura “siento que el haber sido arquero me ha ayudado a desarrollar una visión más amplia al momento de jugar la pelota. Cuando estas bajo los tres palos cuentas con la visibilidad de la totalidad del campo y de cada uno de los compañeros, de sus movimientos; eso a su vez me dio la habilidad de entender el juego de una manera más completa e incluso descifrar jugadas antes de que estas se den”.

Por otra parte, luego de sumar más de 20 días preparándose con los “blues”, el criollo destaca algunas de sus impresiones a tan solo días de finalizar el lapso de prueba preestablecido “los entrenamientos han sido rudos, estar acá no es nada sencillo, pero es para lo que he estado trabajando. Las cesiones de entrenamiento han sido básicamente 25 días corriendo y uno con el balón, los profesores quieren trabajarnos físicamente para luego concentrarse en los aspectos técnicos”, de igual forma reconoció que “cuando llegué me consumían los nervios, vengo de una ciudad donde el Misael Delgado es el máximo templo del fútbol, y acá nuestro campo de entrenamiento es aproximadamente el doble de grande, las instalaciones son sencillamente increíbles”.

“Si se hacen las cosas de buena manera y dejas los actos en manos de dios, él te abrirá las puertas, estoy convencido de que eso es lo que acaba de pasar en mi vida” aseveró, a lo que proseguiría declarando que “soy sumamente agradecido por las oportunidades que se me han dado y me mantengo confiado en que vendrán cosas aún mejores. Estoy viviendo mi sueño”.

Antes de dar cierre a la charla, el jugador crecido en la urbanización La Pradera, tomaría la oportunidad para agradecer a distintas individualidades y reconocer el apoyo que ha tenido a lo largo de su naciente carrera futbolística “mi motivación principal siempre han sido mis padres y mis amigos, ellos siempre me han apoyado a lo largo de este trayecto y quisiera que se sintieran orgullosos del jugador en el que me he convertido y me convertiré. Recuerdo estar en Venezuela, haber perdido algunos partidos y que se me acercaran diciendo ‘no te preocupes chamo, tú vas a ser grande’, son momentos que te marcan como persona”. De la misma forma quiero darle gracias al profesor Eric Cano, que ha sido mi mentor y prácticamente mi mejor amigo desde que me inicié en el mundo del fútbol, me apoyó en cada una de mis etapas”.

“Aún tengo muchas metas por devorar, esto es solo el primer escalón. Sé que en la historia de cada persona hay un primer paso que marca la pauta y yo tan solo espero que este sea el inicio de muchas cosas buenas” concluyó Gabriel.

 

 

Daniel Álvarez
@DanielAlvarezT
Valencia

Comentar