El fútbol venezolano ha crecido mucho, tanto a nivel de selecciones como en la liga local el ascenso ha sido notable. Además de esto, la actuación particular de diversas figuras que arriban al extranjero es cada vez más destacada, algunas hazañas son conocidas, otras no tanto, como el caso de Junior Carlos Alberto BorrasArchila, caraqueño que ahora se desempeña como segundo entrenador del seleccionado nacional de Guinea Ecuatorial (África).

Carlos es un ex futbolista venezolano que vistió los colores de la categoría sub 15 del combinado nacional, en 1989 jugó para el Club Deportivo Logroñés de España, equipo que para ese entonces disputaba la primera categoría del balompié ibérico. También lució la camiseta del Albacete (filial) y Motril CF, entre otros clubes de suelo español.

El capitalino también presume un amplio recorrido desde los banquillos, entre sus labores: fue director y coordinador del Campus del FC Barcelona en la región de Murcia,fue segundo entrenador en la selección AFE (Asociación de Fútbol Español), dirigió al Mancha Real FC de la segunda división de España, actualmente es segundo entrenador y analista de la selección de Guinea Ecuatorial, aparte de ser el director de competición de la Liga de fútbol profesional de ese país.


¿Cómo llegó al fútbol africano?

El criollo mantiene una gran amistad (de 20 años) con Rodolfo Bodipo, jugador que coincidió con él en las categorías formativas del Albacete de España, en su momento figura del balompié ibérico que tuvo un brillante paso por el Racing de Santander, Deportivo La Coruña, Alavés, entre otros clubes. Ambos trabajaron juntos en la AFE y se desempeñaron haciendo ”Campus” con el FC Barcelona, el roce laboral entre ambos comenzaba a notarse.

En el 2016 Bodipo recibe una oferta para hacerse cargo de las categorías inferiores de Guinea Ecuatorial y ponerse al mando del seleccionado mayor de cara a la Copa CHAN (equivalente a la Copa África), el ex atacante no tardó en considerar a BorrasArchila como su nuevo aliado en este ”interesante proyecto” y tocó su puerta. El criollo aceptó el reto.

Ahora se encuentran concentrados en la ciudad de Marrakech, Marruecos, preparando la actuación del seleccionado ecuatoguineano en la cita continental y consolidando algunas bases de juego en el equipo. Junior resume la actualidad del fútbol guineano de la siguiente manera: ”Aquí hay talento, pero no existen entrenadores que desde categorías formativas pulan a las nuevas promesas, ese es el problema más grande”.


El reto
:

”En Guinea no hay base formativa, no hay liga profesional ni infantil, el reto es grande, nuestro trabajo es  formar a los futuros futbolistas de la selección absoluta. El jugador africano tácticamente no está bien trabajado, nosotros vinimos a implantar nuestra metodología, solemos jugar con el esquema 4-4-2 o 4-3-3, buscamos siempre la amplitud y profundidad en ataque’‘, expresó el caraqueño.

La escasez técnica del jugador africano representa un reto para el estratega criollo, quien de la mano de Bodipo busca dejar su sello en el juego guineano, partiendo de la metodología Barça: ”Bodipo y yo trabajamos cinco años haciendo campus con el Barcelona y tenemos el estilo bastante impregnado, es el modelo que más triunfos le ha dado al fútbol español y queremos expandirlo”.

”Salvando las distancias, sabemos que estamos trabajando con jugadores que no están formados desde la base, pero tratamos de inculcarles buen fútbol, que disfruten tener el balón y una vez perdido, presionar hasta recuperarlo”, comentó el nacido en Caracas.

El ex futbolista considera como ventaja su figura de ex jugador desde el banquillo: ”La ventaja que tenemos es que seguimos pensando como futbolistas y sabemos lo que piensa el futbolista. No queremos quitarles esa chispa de alegría al jugador africano, buscamos siempre tener un buen ambiente, pues va de la mano con el juego que queremos implementar”, resaltó.

Guinea Ecuatorial se mantiene en preparación para disputar la próxima Copa CHAN, debutarán el próximo 5 de enero ante su similar de Libia en la ciudad de Tánger, Marruecos de la mano de otro legionario criollo que busca hacer historia el territorio foráneo.

Comentar