El Club Deportivo Reus tuvo que rescindir el contrato de cuatro jugadores por impagos, entre ellos el del criollo, Mikel Villanueva, quien después de varias aventuras en condición de cedido retornará al Malaga CF, club dueño de su ficha, en el mes de enero.

El club “ganxets” se encuentra actualmente al borde de la desaparición, debido a la crisis económica que ostenta, por lo que el retorno, parece haber sido el camino más conveniente para el zaguero de 24 años de edad, quien en la pasada campaña vistió la camiseta del Cádiz FC.

Once compromisos con el cuadro “albiceleste” disputó el joven defensor en la primera categoría del balompié ibérico durante 2016. Ahora queda para el Vinotinto volver adaptarse al nuevo proceso de la institución que quiere a como de lugar volver a instalarse en la máxima competición del fútbol español.

Mikel se incorporará a la primera plantilla del conjunto “boquinero” en las próximas semanas, después que resuelva una serie de trámites contractuales ligados a su último equipo.

 

Alejandro Mistaje
@alejandromist
Barcelona

Comentar