Con la coronación del Zamora FC en el Torneo Apertura, se cierra la primera parte de la temporada 2018 del Futve, un semestre que dejó cosas interesantes en el balompié venezolano con sus clubes, tanto a nivel nacional como internacional.

“La furia llanera” comenzó el año con una plantilla muy joven, a la cual no se le colocaba la etiqueta de campeón en primera instancia, conjuntos como Carabobo, Caracas, Monagas o el Zulia, se llevaban el favoritismo como candidatos al título. El profesor José Alí Cañas un referente y un libro futbolístico para toda la cultura venezolana, fue el gran arquitecto de un equipo que desplegó un gran juego en toda la campaña, exhibiendo su mejor faena en la Liguilla donde se mantuvo invicto y solamente el rival en la final, Mineros de Guayana, le sacó un empate en Puerto Ordaz.

Carabobo una vez más quedó en deuda con su afición, fueron el mejor equipo durante toda la temporada, obteniendo el primer lugar de la clasificación y haciendo un fortín el Misael Delgado, sin embargo no fue suficiente una vez más y se quedó en semifinales. La otra oncena que se llevó muchos focos en la finalización del torneo, fue el Caracas FC del profesor más laureado en la historia del fútbol doméstico, Noel “Chita” San Vicente. Aunque su inicio generó dudas, poco a poco se fue afianzando con una dupla temible en la delantera.

Mineros de Guayana fue el otro contendiente al título en la final del Apertura, actual monarca de la Copa Venezuela, justificó su buen accionar en su delantero Richard Blanco. “El avioncito” se llevó el equipo a los hombros cuando más lo necesitaron. Deportivo La Guaira también se metió a la fiesta grande a pesar del cambio de estratega en las últimas jornadas de la temporada regular.

Los otros conjuntos que acompañaron en la liguilla fueron el Deportivo Lara, Estudiantes de Mérida, y sorpresivamente en la última jornada el Aragua FC dirigidos por el “tetero” José Manuel Rey. Aunque hubo conjuntos de los cuales se esperaba un poco más, no rindieron el fruto que tanto se esperaban de ellos, el Zulia FC fue uno de estos casos, un semestre muy irregular para el cuadro “petrolero” que a pesar de tener figuras de gran renombre, se terminó cayendo en las últimas jornadas del campeonato, es necesario recordar el estado de salud por el cual padeció durante ese tiempo su estratega Carlos Maldonado, una situación delicada que condicionó al plantel.

El Monagas SC último campeón absoluto sufrió las bajas de figuras importantes durante su coronación, a pesar de ello también fueron llegando otros jugadores con un buen cartel, pero no pudieron mantener el nivel del año anterior quedando fuera de la clasificación, un golpe duro para el técnico Johnny Ferreira, el cual terminó dejando el puesto al final del torneo por mutuo acuerdo con la directiva blaugrana.

Otro que también causó mucho ruido fue el Deportivo Táchira. El “aurinegro” pasó por un semestre más oscuro que claro, por segundo torneo consecutivo se quedó en las cercanías de la clasificación, un duro golpe para una afición muy futbolera y que le demanda mucho al “carrusel”. Los conjuntos que también hacen casa en la capital como son Metropolitanos FC y Estudiantes de Caracas, quedaron relegados al abismo de la clasificación, junto a un Deportivo Anzoátegui que no le acompañaron los resultados.

En las copas internacionales hubo un buen primer paso para los nuestros. El Deportivo Táchira fue el primero en tomar el testigo en la fase preliminar de la Copa Libertadores, durante la primera ronda salieron airosos de su llave pero lastimosamente no pudieron repetir la dosis en la segunda ronda, cayendo por el Santa Fe de Colombia. El Carabobo, arrancó en la segunda ronda preliminar pero su actuación como visitante dejó muy mal parado al cuadro “granate”.

La fase de grupos de la Copa Libertadores les dio la oportunidad al Monagas y Dvo. Lara para demostrar sus credenciales como campeones del Apertura y Clausura 2017. “Los guerreros del guarapiche” tampoco pudieron establecer su fútbol en la competencia suramericana, en su contraparte el Dvo Lara hizo un fortín el Metropolitano de Cabudare, cosechando dos victorias, y llegando hasta la última jornada con posibilidad de avanzar de ronda o seguir en competencia en la Copa Sudamericana, lastimosamente no se le dieron los resultados y terminaron cayendo en el último lugar, pero sin duda que el conjunto “guaro” compitió de tu a tu contra sus rivales.

En la Copa Sudamericana, Zamora FC, Mineros de Guayana y Estudiantes de Mérida, cedieron ante sus rivales en la primera ronda, por su parte el Caracas FC fue el único club criollo que logró sellar su pase a la segunda ronda donde se jugará ante el Sport Huancayo de Perú. En los resultados finales solamente un conjunto se mantiene con vida en competencia continental, pero el sabor de boca que dejaron algunas oncenas venezolanas no fue amargo como en años anteriores, los cuadros venezolanos compitieron de manera voraz en sus encuentros.

 

Dervin Guaramato
@bodyboarder_dervin
Caracas

Comentar