El descenso de Málaga Club de Fútbol  fue un duro golpe para Roberto Rosales y más cuando tenía la cinta de capitán rodeando su brazo. Pese a ser uno de los más experimentados del equipo, en las gradas del estadio La Rosaleda, los silbidos sobre el venezolano se hacían presente constantemente, jornada a jornada.

Rosales no terminó de la mejor manera su ciclo en el cuadro malagueño, aunado a esto hasta agosto del pasado año, seguía estirándose -sin razón específica- su ausencia en la selección nacional de Venezuela; sin duda alguna, el veterano pasaba por uno de los peores momentos de su carrera como jugador.

En septiembre del mismo 2018, Real Club Deportivo Espanyol hizo oficial su contratación, y el carrilero llegaba con las ganas de quitarse el mal sabor de boca que tenía desde hace meses, pero aun así llegaba diciembre y los malos resultados seguían  acompañándole; el cuadro “periquito” perdió los cinco compromisos del 2018 y cayó en los últimos puestos de la Liga Santander.

Crecimiento relámpago

Poco a poco el vinotinto fue adaptándose a las ordenes Rubi, entrenador del elenco catalán, quien para la segunda mitad de la campaña encontró la fórmula para hacer despegar a su oncena y le dio la confianza a “robertico” para que volviese a desplegar sus mejores dotes en terreno.

El ex Twente ahora está viviendo uno de los mejores momentos en su carrera. En lo que va de 2019, el capitalino ha disputado 16 encuentros ligueros, en donde ha marcado dos tantos -uno de ellos lo convirtió en el séptimo criollo en anotarle a Real Madrid Fútbol Club- y ha contribuido con dos asistencias, no obstante, está semana su escuadra podría obtener un boleto a la Europa League después de ligar ocho encuentros sin conocer la derrota.

Vinotinto de pura cepa

En los últimos amistosos de Venezuela, el lateral mostró una versión mucho más renovada, más incisiva en la zona ataque; la asistencia magistral a Salomón Rondón en el primer tanto ante Argentina y la diana ante Cataluña fueron solamente un abreboca de lo que el lateral pretende seguir mostrando.

Alejandro Mistaje
@AlejandroMist
Ciudad Bolívar

Comentar