El referente venezolano Ronald Vargas, conversó con el equipo de Solovenex, a través de un Live que fue transmitido de forma simultánea en las redes sociales de Facebook, Instagram y YouTube.

“Ronita” campeón del fútbol venezolano en las temporadas 2006 y 2007, reconocido como el mejor jugador del balompié nacional en el año 2009, ganador en Europa de una Copa de Grecia y tres ligas en la primera división de Bélgica, comenzó la entrevista hablando sobre sus inicios en el mundo futbolero.

¿Tus inicios en Guatire?

Jugué siempre futbolito, el fútbol lo comencé a jugar grande (17 años), antes jugué básquet, vóleibol y béisbol por mi padre, fui “Rollerblade” patiné con patines y hasta me partí la clavícula, era un desastre (Risas).

¿Cómo llegas al futbol?

Viajé a jugar con unos panas a un cuadrangular en Caracas, me fue bien, allí el Caracas se fijó en mí, luego jugaría en el pedagógico. Hasta que hicieron la pretemporada, había como 100 personas y yo pensé que no quedaría.

Fueron descartando de 20 en 20, hasta que quedé, luego se me complicó mucho viajar de Guatire a Caracas todos los días y estudiar, allí fue cuando el Caracas pasó a ser algo más, ingresé a la casa club y me comenzaron a ganar dinero, me gradué y todo cambió.

¿Qué recuerdas del Caracas?

Ronald Vargas con “Los Rojos”

Allí fue donde viví en un equipo como una familia, fue algo único, yo era de los menores y todos fueron bastante amables con mi adaptación, en el Caracas habían extranjeros y grandes jugadores en mi posición, se me hizo difícil jugar pero gracias a que habían algunos suspendidos y lesionados, aproveché la oportunidad y poco a poco fui ganándome un puesto.

¿Qué es el Caracas FC para Ronald Vargas?

Para mí el caracas fue todo, el que me abrió las puerta, el que me dio la oportunidad de hacerme profesional y no solo de eso sino la educación que tuve, mis pocos años ahí fueron algo increíble, lo agradezco muchísimo.

¿Rompiste el molde del jugador venezolano con tu gambeta? ¿En quién te fijabas?

Desde pequeño fui rebelde y atrevido, si no la ganaba la buscaba de empatar pero no la perdía. Copiaba el estilo de Ronaldo ‘El gordo’ y de Zidane, eran los dos jugadores que siempre veía muchísimo.

¿Cuál fue el impulso para superar tus lesiones?

Primero que nada el apoyo de mi familia, pero mi competencia personal fue lo que hizo que me mantuviera a donde estoy hoy, mi rebeldía la trasladé en ese aspecto cuando tuve la lesión, yo no podía soportar que no podía volver, incluso cuando los médicos me decían que no iba a jugar más al fútbol, para mí eso era lo que me daba las ganas de que sí iba a poder, y era orgulloso en ese aspecto durante esa época

Su paso por el Anderlecht

Por muy mal que lo vivía, creo que por mi trabajo y lucha, fui premiado por la gente que me rodea y conmigo porque cada vez que volvía marcaba y era el extra, las cosas si se estaban haciendo bien y hasta tuve la oportunidad de ganar en Anderlecht, esas cosas que viví son importantes y te dan todas las ganas de querer luchar.

¿Pensaste en retirarte?

Sí si lo pensé, siendo sincero lo pensé. Hubo un momento en que varias cosas me afectaron y en una pretemporada con Anderlecht, sentía mucho dolor en la rodilla, temía volver a romperme y tome la decisión.

Mi familia y mi agente me apoyaron, fuimos a visitar a un especialista en Londres, que me ayudó muchísimo en mi recuperación y cambié de opinión.

¿Cuándo te diste cuenta que serías una representación del fútbol venezolano?

Al momento de sentarme y firmar un contrato, saber que iba a ganar plata por lo que yo estaba haciendo que era un juego y que me encantaba hacerlo, fue cuando dije ya esto es en serio tengo la posibilidad de ser bueno.

Me di cuenta que podía ser importante cuando llegué al Caracas, porque comencé a ganar dinero, empecé a ganar premios, cuando “Pajaro” Vera y Leonel Vielma me regañaron por perder la pelota y me enseñaron que en el fútbol se jugaba mucho más que solo ganar o perder.

Se capitaliza todo tu trabajo y esfuerzo con el llamado a la selección ¿Cómo fue?

Primero en el módulo fue difícil yo no soy un jugador que caiga bien rápido, por mi estilo de juego, pero compartía mucho con Luis Manuel Seijas, siempre convivíamos más, compartimos habitación y hoy en día es uno de mis hermanos del fútbol.

Con la camiseta Vinotinto

Debut con la Vinotinto, ante la selección de Haití ¿Qué sentiste?

Tenía muchas ansias de jugar, es algo único y difícil de explicar, es algo por lo cual tú siempre trabajas y te esfuerzas en el momento que te haces profesional en esto, pero el debut con la selección es algo inexplicable, no tengo palabras para definirlo.

Venezuela 2-0 ante Brasil en Boston ¿Lo recuerdas?

Esa noche si fue única, fue una noche que hasta que me muera voy a seguir recordando y no solamente yo sino todo el grupo que estuvo allí, lo vivimos de una manera increíble pero el trabajo en equipo en la cancha fue tal que ni los brasileros se lo creyeron, no se lo esperaban, las ganas y la ambición con la que salimos a jugar sorprendió a todos en aquel momento y es algo importante.

Es bonito que nos hizo respetar muchísimo, quedó en la historia nuestra y ser parte de eso es privilegio para mí como persona y para todos los que estuvimos ahí, le doy gracias a Dios por eso.

Son cosas que no se van a olvidar nunca, es difícil poder trasmitírselo a alguien para que puedas sentir eso, uno se siente privilegiado por haber sido parte de eso, por haber sido protagonista de ese partido tan importante para nosotros más allá de haber sido un amistoso.

¿Un gol que recuerdes?

El gol ante Anderlecht, que anoté hace poco en mi vuelta a Bélgica, fue el primer partido del torneo y el primer tanto se los hice a ellos, fue algo que conmovió tanto por todas las cosas que viví con ellos, cosas buenas y cosas malas, que me conmovieron muchísimo.

¿Te imaginas formando parte de la Selección Nacional en la actualidad?

Si soy capaz de jugar en la primera división de Bélgica, soy capaz de jugar en la selección. Hoy no soy el más rápido, pero he ganado cualidades que sustituyen la rapidez.

Aunque se debe estar claro que hay jugadores que están pasando por un gran momento y de eso se trata la selección de un país, el llamado es para los jugadores que estén viviendo su mejor momento, es lo ideal para ganar y clasificar un mundial.

Yo siempre pienso en la selección y nunca voy a negarme a ella, independientemente las razones o la manera de querer llevar la selección de los entrenadores que estén o no estén, y obviamente uno busca adaptarse y si uno no está no está hay que ser sincero.

Y no lo digo porque yo quiero ir y me tienen que llamar, repito hay muchos que están en un buen momento son mucho más jóvenes y al final son el futuro, son decisiones que toma el Técnico, pero uno siempre está a la disposición de representar a Venezuela y dar lo mejor de uno.

¿La Copa América del 2015?

Fue algo increíble, la Copa América del 2015, fue mi primera y no había tenido la oportunidad de estar en las otras, ya sea por llamados o por lesiones. Fue algo totalmente nuevo para mí y personalmente me encantó, aunque tuvimos mala suerte porque al final no pudimos clasificar.

Copa América 2015

¿”Chita” y su paso por La Vinotinto?

Noel “Chita” Sanvicente fue uno de los más importante en mi formación para dar el salto a Europa, fue un representante y muy importante en mi carrera. Tenerlo en la selección fue algo bueno para mí.

“Chita” es un tipo que le gusta trabajar, es estricto y hay que saber llevarlo, no es fácil, si chocas terminar peleando, obviamente lo conozco desde el Caracas y uno es más inteligente al momento de trabajar con él.

Pero es como todo cuando tú no tienes los resultados, el que terminando cayendo es el cuerpo técnico, siempre es así y es parte del futbol, es lamentable pero es así.

¿Cómo te ves en los próximos años?

Ahora mismo es difícil decir, pero si espero aún seguir en Europa tengo un año más opcional de seguir en el club, ya conversé con mi agente y voy a hacerlo.

Para cerrar ¿Qué viene después del retiro para Ronald?

Seguiré ligado con el fútbol, me preparo con la dirección deportiva, es lo que me apasiona y lo que me gusta, va ligado con ayudar al jugador y es algo que obviamente me gusta mucho. Quizás me enfoque más a la dirección deportiva, a la parte de agente puede ser y no tanto a la parte técnica. Aunque si se llegara a dar la oportunidad en la parte técnica, me gustaría ser ayudante o un asistente, un segundo entrenador más no un primer entrenador.

Rance Ponce
@Rance_Ponce
Caracas.

Comentar