Erick Ramírez continúa agitando redes en suelo eslovaco. Este miércoles hizo lo propio en la victoria de su Dunajska Streda 2-0 sobre el Poprad en duelo válido por los cuartos de final de la Copa de Eslovaquia disputado en el MOL Arena.

El artillero barinés disputó 80′ minutos y anotó al 33′ el tanto que rompió la paridad en el marcador (1-0). Entonando así el grito sagrado por segundo partido consecutivo tras haber firmado un doblete el pasado fin de semana.

Con la victoria de este miércoles, el cuadro que viste de “amarillo” accede a la fase que reúne a los mejores cuatro clubes del certamen local y cuentan con el idilio goleador de Ramírez en estado de gracia.

Prensa SOLOVENEX

Comentar