Con el pitazo inicial en el partido ante Bolivia de este próximo viernes 28 de enero, iniciará oficialmente una nueva era para la selección nacional de Venezuela, con el esperado debut en el banquillo del técnico argentino José Néstor Pékerman.

La Vinotinto, virtualmente fuera de competencia por un cupo al Mundial de Catar 2022, llega con el deber de mostrar una mejor cara, producto del trabajo, compromiso y dedicación que pretende sembrar el nuevo cuerpo técnico y así, cerrar con buena imagen las eliminatorias para preparar el presente proceso.

La doble jornada que espera al combinado nacional tendrá como rivales a la selección altiplánica que dirige un viejo conocido, César Farías, y que pasa por dulces momentos en el certamen con un equipo altamente eficaz de cara al arco rival. De igual forma, Venezuela visitará en segunda instancia a su similar de Uruguay, quen también afronta la jornada con nuevo director técnico tras la salida del profesor Óscar Washington Tabárez, luego de 15 años al mando de la celeste.

Ambas oncenas cerraron el 2021 con un enfrentamiento que culminó con victoria de Bolivia por 3-0, en un duelo disputado en la altura de La Paz, donde Juan Arce y Marcelo Martins, máximos referentes de “la verde” se combinaron para conseguir su tercera victoria en los últimos cuatro encuentros disputados, y así acercarse a Uruguay en la tabla y a los puestos de clasificación para la Copa del Mundo.

El mal momento de la ”celeste” se muestra no solo en sus resultados (cinco partidos sin conocer la victoria) sino también en su poca capacidad de crear juego, algo que esperan cambiar con la llegada del nuevo seleccionador Diego Alonso, quien llegó prometiendo un vuelco total a la situación de su selección e incluso, garantizó la clasificación al máximo certamen del balompié mundial.

Por su parte, la Vinotinto espera sentar las bases de un nuevo e ilusionante proceso de la mano de José Néstor Pékerman, técnico con amplia experiencia en selecciones y en Mundiales, tras haber dirigido a la Argentina y a Colombia en ediciones anteriores.

Venezuela se encuentra en el último lugar de la tabla con apenas dos triunfos (ante Chile y Ecuador), un empate y 11 derrotas, casi sin oportunidad para pensar en al menos el puesto de repechaje. No obstante, el desafío de la próxima fecha FIFA va más allá de 180′ minutos y una posibilidad matemática que no depende solo de los resultados propios, pues el deber de cambiar la imagen y acoplar dos generaciones de futbolistas para una transición en la selección son vitales de cara al proceso que inicia con la llegada de Pékerman.

Venezuela ya visitó suelo boliviano en la séptima jornada de estas eliminatorias, cayendo derrotada 3-1 en el Hernando Siles de La Paz, con Martins como principal verdugo tras perforar el arco de Joel Graterol, mientras que ante Uruguay en la octava fecha no pasó del 0-0 en el Olímpico de Caracas.

Con una convocatoria cargada de profundidad y una mezcla significativa de experiencia y juventud, los pupilos de Pékerman intentarán implementar el modelo del argentino y cambiar la imagen de un terrible premundial.

Esta vez, el estadio Agustín Tovar de Barinas se prepara para recibir nuevamente a la Vinotinto en busca de los tres puntos ante Bolivia y posteriormente, visitarán el Centenario de Montevideo para intentar agravar la situación charrúa.

Willmer González
@WillGonzalez10
Valencia

Comentar